martes, 7 de diciembre de 2010

DICCIONARIO BÍBLICO ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA




DICCIONARIO
BÍBLICO
ADVENTISTA
DEL SÉPTIMO DÍA




Índice


A · B · C · D · E · F · G · H · I · J · K · L · LL · M · N · O · P · Q · R · S · T · U · V · Y · Z



ATLAS



ÍNDICE DE LOS MAPAS



Siegfried H. Horn, Ph.D.



PRIMERA EDICIÓN EN ESPAÑOL



Con Atlas




ASOCIACIÓN CASA EDITORA SUDAMERICANA
Av. San Martín 4555, 1602 Florida
Buenos Aires, Argentina







Editor: ALDO D. ORREGO
Traductores: ROLANDO A. ITIN
GASTÓN CLOUZET
ALDO D. ORREGO
Correctores LORENZO J. BAUM
ALDO D. ORREGO



Acerca de la primera edición en inglés y de su edición revisada




Un diccionario bíblico es una ayuda indispensable para todo estudiante de la Biblia, y existen muchos en circulación. Pero la necesidad de un nuevo diccionario, que incluya los resultados de los hallazgos arqueológicos más recientes y esté libre de ciertas peculiaridades doctrinales y filosóficas, fue la expresión de deseo manifestada en la convención cuadrienal de profesores de Biblia realizado en el Colegio La Sierra, Arlington, California, en junio de 1954. Durante esta convención, a la cual asistieron profesores de Biblia de todos los colegios adventistas de Norteamérica y de unos pocos colegios de otros países, se tomó un voto oficial que solicitaba la producción de un nuevo diccionario bíblico. Se hizo notar que la Iglesia Adventista dispone de la erudición necesaria, la competencia editorial y el apoyo financiero para tales empresas. En respuesta a esta apelación, el Comité Ejecutivo de la Review and Herald Publishing Association tomó la resolución, en su junta del 30 de enero de 1957, de publicar un diccionario bíblico ilustrado, en un solo tomo y conteniendo un Atlas de mapas pertenecientes a los tiempos bíblicos.

Don F. Neufeld fue designado como editor, y Julia Neuffer fue asignada como editora asociada. Más tarde, Thomas A. Davis se unió al equipo como editor asistente.

A Siegfried H. Horn, profesor de Arqueología e Historia de la Antigüedad (de la Universidad Andrews), se le pidió que escribiera los artículos geográficos, históricos y la mayoría de los biográficos, como así también una cierta cantidad de otros artículos donde la arqueología jugaba un papel principal, formando una comisión que cubriría más de la mitad del material de este tomo. También se le asignó una pesada responsabilidad, gustosamente aceptada, a Raymond F. Cottrell: escribir los artículos sobre los libros de la Biblia, la mayoría de los artículos biográficos sobre los apóstoles, muchos profetas y otros personajes bíblicos, junto con una buena parte de los artículos teológicos. Los artículos restantes fueron confeccionados por otros 9 contribuyentes, quienes eran profesores de Biblia y/o de lenguas bíblicas en los colegios y seminarios adventistas, o eran hombres que, a través de estudios especializados o de interés, estaban calificados para escribir artículos acerca de ciertas áreas del conocimiento bíblico. Sus nombres aparecen como colaboradores en el listado de la página ii.

También se obtuvo ayuda de varios expertos en los campos de la lingüística, estudios del Antiguo Testamento y del Nuevo Testamento, teología, etc., a través de la lectura crítica de los artículos que cayeron dentro del ámbito de sus especialidades. Las galeradas fueron remitidas a un grupo de lectores comunes para su crítica. Los editores desean reconocer y agradecer profundamente a tales lectores por cientos de sugerencias y correcciones realizadas con crítica constructiva. A ellos se les debe mucho de los méritos que posee este diccionario, pero ellos no deberían ser culpados por los errores que puedan permanecer. Los nombres de los lectores son: Walter R. Beach, Maynard V. Campbell, Theodore Carcich, Earle Hilgert, Alger F. Johns, Lewis E. Lenheim, Richard L. Litke, William G. C. Murdoch, Merwin R. Thurber, Kenneth H. Wood (Jr.).

*******

El año 1975 marcó el decimoquinto aniversario de la publicación del seventh-day Adventist Bible Dictionary (SDABD). Durante la década y media de existencia, se vendieron decenas de miles de copias, y la obra llegó a ser una herramienta indispensable para los ministros, profesores de Biblia, estudiantes, maestros de escuela sabática y una gran multitud de miembros de iglesia en su estudio de las Escrituras.

Sin embargo, llegó a ser obvio que la obra necesitaba una actualización. Por causa del fenomenal incremento de las actividades arqueológicas en Tierra Santa, y el descubrimiento reciente de numerosos textos antiguos que arrojaban luz sobre la Biblia, muchas de las entradas habían quedado anticuadas y necesitaban revisión. Por esta razón la Review and Herald Publishing Association, publicadora de la 1ª edición del SDABD, me comisionó, como principal autor de esa edición, vii para preparar una edición actualizada e incorporar en ella toda la nueva información que estuviera disponible. A causa de mis pesadas responsabilidades administrativas como decano del Seminario Teológico de la Universidad Andrews, no me fue posible hacerme cargo de este trabajo hasta que me retiré de los deberes académicos activos, por cuya razón la obra no se completó hasta mediados de 1978.

En el transcurso de esta obra de revisión se incorporaron al texto más de 3.300 correcciones, cambios y adiciones. Se agregaron 27 nuevos artículos y otros fueron grandemente ampliados. Se reemplazaron varias ilustraciones que eran obsoletas o que los nuevos descubrimientos demostraban que proporcionaban una información incorrecta. Sin embargo, a lo largo de la obra se retuvo la naturaleza y la perspectiva conservadora de la primera edición.

Dos de los contribuyentes de la primera edición, Raymond F. Cottrell y Walter F. Specht, proveyeron material actualizado para los artículos originalmente escritos por ellos, y 5 nuevos contribuyentes -Stanley A. Hudson, Robert M. Johnston, Julia Neuffer, Ariel A. Roth y Ray Fosterayudaron en la revisión de muchos otros artículos y escribieron una cierta cantidad de los nuevos. Estoy muy agradecido a estos amigos por su ayuda y contribución. Por último, una palabra especial de agradecimiento al editor de la edición revisada y al equipo de impresores de la Review and Herald, quienes, con sus pericias combinadas, han colocado una vez más delante de los estudiantes adventistas de las Escrituras una herramienta útil y amena para el estudio de la Biblia.


Siegfried H. Horn
Pleasant Hill, California
Mayo de 1978
viii


Prefacio a la primera edición en español



Esta versión en español del Diccionario bíblico adventista del séptimo día (DBA) no es sólo una traducción de su homónima en lengua inglesa, sino también una adaptación, corrección y ampliación de tan magna obra. Pero lo que comenzó como una simple traducción, con el paso del tiempo se transformó en una aventura con mayores exigencias. Fue por esto, y por lo reducido del equipo involucrado en tamaña empresa editorial, que esta obra no llegó a manos de los lectores en el tiempo previsto en un principio.

Como el amable y atento lector podrá notar, quedan cosas por mejorar, las cuales, si el Señor no viene pronto, se realizarán en futuras ediciones. Los archivos de la ACES están preparados para ordenar las sugerencias, aclaraciones y mejoras que, indudablemente, enriquecerán una próxima revisión de esta versión en español.



Novedades

Si bien el Seventh-day Adventist Bible Dictionary, edición revisada de 1979, es base para la edición en español, ésta incorpora 3 tipos de mejoras: actualización de artículos, nuevas entradas y cuadros esquemáticos.

1. Aunque no se pudo actualizar todos los artículos, muchos fueron ampliados, reducidos, agrupados o subdivididos según los adelantos en la comprensión del texto bíblico.

2. Se incorporaron algunas entradas que, por diversas razones, no están en la edición inglesa. Algunas por las necesidades presentes en el campo de la biblística; otras porque, si bien en su momento se creyó que era mejor incluirlas en una versión enciclopédica (por cuestiones de volumen y espacio), hoy necesitan estar en un diccionario común.

3. La mayor novedad en esta obra es la incorporación de 21 nuevos gráficos y cuadros esquemáticos. La intención es ofrecer al estudioso, juntos en un solo volumen, ciertos esquemas que están esparcidos en otros libros -o sencillamente no existen, pero son el resultado de la sana interpretación bíblica- y que le serán de utilidad en el estudio de la Biblia. En la página xxiv se ofrece un listado de los 45 cuadros esquemáticos que enriquecen esta obra.

* Cabe aclarar nuevamente, este Diccionario no es una enciclopedia bíblica; pero trata de aportar la mayor cantidad de material dentro de los límites impuestos por la obra original.



Agradecimientos


En primer lugar, a nuestro Señor Jesucristo por su bendición en llevar a buen fin, sorteando muchos obstáculos como sólo él podría hacerlo, la edición de esta obra.

En segundo lugar a la Administración de la ACES, encabezada por el Pr. Roberto Gullón (y seguida por el Hno. Arbin Lust y el Pr. Werner Mayr), por aceptar el desafío, promover su edición y apoyar decididamente la publicación de este Diccionario.

Detrás de ellos, a una pléyade de hombres y mujeres que ofrecieron sugerencias y consejos oportunos y dedicaron con amor horas de su vida para que este libro fuera una realidad:

Al Pr. Rolando ltin, que, en momentos de ser Jefe de Redacción, comenzó con entusiasmo la edición y traducción hasta que tuvo que dejar dichas tareas por tener que ausentarse de la ACES. Labor continuada por el Pr. Gastón Clouzet, también con la misma dedicación, y concluida por quien suscribe. Al trabajo ímprobo realizado por el Pr. Lorenzo J. Baum, que corrigió principalmente la parte teológica de toda la obra. A quienes tuvieron la difícil tarea de componer el texto: Eval Sosa y Dora de Miraballes. A Arturo Krieghoff y Viviana de Niedrhans, que tuvieron la delicada responsabilidad de presentar gráficamente los mapas, asesorados oportunamente por Luis Marsón y Hugo Primucci. A los departamentos de producción (comandados por el Hno. Daniel Pérez): Fotomecánica (bajo la dirección de Osvaldo Ramos), Prensas (José Fedezcko y equipo) y Encuadernación (Carlos Quiñones y personal). Y al departamento de comercialización y Expedición, con el Hno. Arbin Lust a la cabeza.

EL EDITOR
ix


Cómo usar este Diccionario





Propósito


El objetivo de un diccionario bíblico es presentar, de manera concisa pero clara, toda la información bíblica y extrabíblica disponible concerniente a personajes, países, lugares, objetos y conceptos mencionados en la Biblia, y transmitir a los lectores de la Biblia el significado que subyace a los términos hebreos, arameos y griegos.

Algunos diccionarios bíblicos sólo discuten nombres y expresiones bíblicas importantes, dejando fuera temas, lugares y personas acerca de los cuales se sabe poco o nada a no ser sólo sus nombres. Otros son completos, pero los artículos son tan largos que la obra consiste en varios tomos voluminosos que, por ende, sólo son accesibles a un selecto y pequeño grupo de lectores. Desde el comienzo ha sido la intención de los editores de este Diccionario ofrecer toda la información y discutir cada nombre propio y palabra significativa encontrada en la Biblia, pero sin crear una enciclopedia bíblica. Dado que la obra fue programada para unas 1.200 páginas, se debió ejercer ciertas restricciones con respecto a la longitud de los artículos. Sin embargo, el usuario de este Diccionario puede estar seguro de que contiene información valiosa sobre cada nombre bíblico y/o palabra importante; no se dejó fuera nombre alguno, incluso si no se podía decir algo para explicarlos y sólo registrar su aparición en cierto versículo. De esta manera el lector está capacitado para evaluar la importancia relativa de algunos personajes y lugares.



Artículos/Entradas


Con muy pocas excepciones, este Diccionario no tiene entradas con verbos (tampoco se analizan artículos, adjetivos, preposiciones, etc.); sólo contiene sustantivos propios y comunes.

Forma de las entradas.

Todas siguen el siguiente modelo:

Damasco

(heb. DammeÑeq, DûmmeÑeq y DarmeÑeq (1, 2), "actividad"; ac. Dimashqa; egip. TmÑk; gr. Damaskós; heb. tappûaj (3), literalmente "fruto o planta de dulce fragancia" (del verbo nâpaj, "alentar", "soplar")).

De donde se deduce que Damasco es la entrada o artículo; el paréntesis ( ) encierra la parte etimológica primaria (o sea, cuál/es es/son el/los vocablo/s original/es que da/dan origen a la palabra española, más las lenguas afines al texto sagrado); heb. significa que la palabra española proviene de ese (o varios) vocablo hebreo (lo mismo para las abreviaturas que se refieran a otras lenguas); y el corchete ( ) encierra un complemento necesario, una acepción o cualquier otra aclaración etimológica para comprender el significado del vocablo.

Explicaciones lingüísticas.

Véase en las páginas xiii-xv todo lo referente a la filología (criterios) y metodología (peculiaridades).

Texto.

Se lo simplificó al máximo; a veces es telegráfico. La razón: no engrosar demasiado el Diccionario. Por ejemplo, se eliminaron todos los véase, cp, v, etc., y las palabras obvias ("en el 107 a.C."; y no: "en el año 107 a.C."). También las referencias a los números se simplificaron (aunque a veces choque a la vista): del 2 en adelante se los escribió con cifras en lugar de hacerlo con palabras; y toda vez que se pudo se empleó cifras ordinales.

* Cuando una referencia bíblica va entre paréntesis (con v, vs, cp, etc.; o sin ellos) y sin mención del libro, se refiere al inmediato anterior.

Nombres.

La variedad de significados se debe a cambios en la escritura y/o puntuación, a conjeturas, a puntos de vista en la interpretación del vocablo original (la multiplicidad de significados da lugar a varias posibilidades, aunque no se pusieron todas), o al desconocimiento, hasta ahora, de su verdadera etimología.

* La mención de distintos personajes con un mismo nombre se organizó según su aparición en el orden establecido para los libros de la Biblia, y primero todos los del AT y luego todos los del NT. De igual manera se procedió al citar varias referencias bíblicas para explicar o confirmar un asunto (Gn., Pv., Mt., Ap., etc.; y no: Pv., Ap., Mt., Gn., etc.).

Versiones.

Los nombres propios aparecen según la grafía de la versión Reina-Valera Revisada de 1960 (RVR), publicada por la Sociedad Bíblica Internacional, por ser la de uso más corriente x entre las personas de habla hispana. Sin embargo, muchas veces se recurrió a otras versiones (Biblia de Jerusalén, Dios habla hoy, Nueva Biblia Española y El Libro del Pueblo de Dios) para comparar grafías y ocurrencias que reflejaran con mayor exactitud el significado de las lenguas originales de la Biblia. Además, este Diccionario incluye algunos nombres que aparecen en las otras versiones pero no en la Reina-Valera, por considerarlos importantes y relevantes.

* No se puso la traducción de un vocablo original cuando dicha traducción es igual que el de la entrada. Por ejemplo: Bondad (heb. jesed); y no: Bondad (heb. jesed, "bondad"). Pero en caso de que el vocablo implique más de un significado, se colocaron todos, incluso repitiendo el de la entrada (si éste no aparece es porque la traducción-versión castellana no refleja los significados del original).

Temas no bíblicos.

Aunque esta obra no es una enciclopedia bíblica, incluye unos pocos artículos sobre temas no bíblicos. Se hizo esto porque en otras entradas se hace frecuentes referencias a asuntos como Cartas de Amarna y Piedra Moabita, términos sin sentido para el lector promedio de la Biblia a menos que se expliquen. También se incluyeron artículos sobre escritura, materiales para escribir, apócrifos y aspectos relacionados por su importancia para la cultura general del lector.


Materiales de consulta y bibliografía

Una lista de los títulos de todos los libros, obras de referencia y artículos periódicos consultados por los editores y contribuyentes de este Diccionario llenaría muchas páginas. Fueron consultados prácticamente todas las enciclopedias y los diccionarios bíblicos estándar, como también los diccionarios de hebreo, griego, acadio, egipcio, ugarítico, fenicio, sudarábigo y otras lenguas antiguas, y las obras sobre Egipto, Asiria y antigüedades históricas primitivas y clásicas. En la mayoría de los casos no se da un crédito por la información obtenida de las muchas obras consultadas, y la bibliografía sólo aparece esporádicamente. Hubo excepciones en los casos donde la información no está disponible rápidamente, o los puntos de vista presentados por lo general no son aceptados. Pero, en los casos donde no se dan las fuentes para las opiniones expresadas, el lector los corroborará dirigiéndose a las grandes enciclopedias.

* Se hizo un estudiado esfuerzo para garantizar que las interpretaciones presentadas en este Diccionario estén en armonía con la sana erudición conservadora. Al mismo tiempo, ellas están de acuerdo con las enseñanzas sostenidas por los adventistas del séptimo día. Donde existen controversias sobre ciertos temas y el espacio no permite extenderse en discusiones, se hicieron referencias a los 7 tomos del Comentario bíblico adventista del séptimo día (CBA). El lector notará que no se mencionan los escritos de Elena G. de White, aunque sus libros fueron frecuentemente consultados. La omisión de tales referencias se debe a las mismas limitaciones de espacio que impidieron que se citaran otras obras, y también porque el CBA contiene un sistema completo de referencias cruzadas para estos escritos.

* Para no interrumpir el flujo de la lectura, las obras consultadas o indicadas para investigaciones posteriores se colocaron al final del artículo. Luego de haber completado la lectura del artículo, el estudioso puede recurrir a las referencias mencionadas para corroborar o profundizar.


Ilustraciones

Este Diccionario contiene 530 fotografías y dibujos, y una cubierta interior que describe una antigua pintura mural. La mayoría de las ilustraciones fueron obtenidas por Siegfried H. Horn. Muchas de ellas fueron tomadas durante sus viajes por tierras bíblicas y se publican en esta obra por primera vez. Las ilustraciones no se eligieron para servir meramente como un embellecimiento de este libro o por su valor estético, sino más bien para familiarizar al lector con la topografía de las tierras bíblicas, con los sitios bíblicos y con los objetos arqueológicos (como ser armas, herramientas, utensilios o instrumentos musicales). Muchas instituciones privadas y públicas y numerosos eruditos en varios países contribuyeron con ilustraciones y han dado permiso para usarlas. Sus nombres y contribuciones aparecen en las páginas xxii y xxiii, y vaya para ellos una palabra de sentida y profunda gratitud. La tarea de recopilar las ilustraciones fue muy grande, y es la esperanza xi de los contribuidores y editores que su inclusión en este Diccionario pueda servir para entender las Escrituras a través de las ayudas visuales.


Mapas

Un diccionario bíblico estaría incompleto sin la localización de los cientos de lugares bíblicos que están en discusión. Por lo tanto, se planeó incluir en este Diccionario un Atlas apropiado de mapas bíblicos en colores, producido por el más reciente procesado de mapas. El equipo editorial cotejó diversos mapas en la confección de los que aparecen al final de este Diccionario.

* El lector notará ocasionalmente algunas diferencias menores en la escritura de los nombres árabes tal como están presentados en el texto y en los mapas. La razón de esto es que en el texto los nombres árabes están escritos de acuerdo con el sistema usado en The Westminster Historical Atlas to the Bible (Atlas histórico Westminster de la Biblia).

* A veces este Diccionario propone la identificación de una localidad bíblica con un sitio diferente del propuesto por otros eruditos, en cuyo caso el lector estará informado sobre esto en el artículo geográfico respectivo. Por ejemplo, sobre el Mapa V se presentan diversas teorías de la ruta del éxodo, algunas de las cuales varían de la ruta tradicional y están basadas sobre hipótesis no aceptadas por este Diccionario, lo cual se explicita en el artículo correspondiente.

* Para aligerar la lectura, las referencias a los mapas son citados al final del artículo o de un párrafo principal.


Historia y cronología

No existe campo de los estudios bíblicos en que los descubrimientos arqueológicos del siglo pasado hayan sido más instructivos e iluminadores que en la reconstrucción de la historia antigua y de su ciencia auxiliar, la cronología. Hoy se conoce bastante bien el trasfondo histórico de la Biblia: de algunos períodos sólo en líneas generales, de otros, en grandes detalles. También ayudó a estabilizar la cronología antigua, de manera que las fechas inicialmente inusuales para los comienzos de la historia mesopotámica y egipcia, encontrados en los libros más antiguos, se redujeron por varios milenios en algunos casos y por siglos en otros. Sin embargo, no existen techas exactas en la historia egipcia para eventos precedentes al 1991 a.C., y la cronología exacta en la Mesopotamia no comienza hasta s IX a.C. Todos las fechas anteriores sólo son aproximadas y pueden representar errores grandes o pequeños.

* Pero la cronología bíblica sacó provecho de la estabilización de la cronología secular. Por lo tanto, las diferencias entre los eruditos por el fechado de los eventos del 1er, milenio a.C. son insignificantes, y los datos presentados en este Diccionario para ese período difícilmente difieran en más de 1 o 2 años de los encontrados en otras obras recientes. No así para las fechas para el período patriarcal, el éxodo y el período de los jueces, que muestran grandes diferencias por causa de las variadas interpretaciones de los datos bíblicos y la falta de referencias extrabíblicas para los eventos y los personajes bíblicos durante el 2º milenio a.C. No obstante esto, el lector puede estar seguro de que los contribuyentes y los editores estuvieron al tanto de las más recientes teorías cronológicas en discusión en el mundo de los estudiosos de la Biblia, tomaron nota de las mejores evidencias históricas y arqueológicas disponibles, y adoptaron un esquema basado sobre éstas y sobre los datos bíblicos. Sin embargo, rápidamente admitimos que este esquema sólo es provisorio y puede experimentar ajustes a causa de futuros descubrimientos. Resumiendo, cuando el lector de este Diccionario cite cualquiera de las fechas presentadas en él, debería tener en cuenta lo siguiente: algunas fechas pueden ser absolutamente seguras, otras pueden estar erradas en no más de 1 año, mientras que algunas, en especial las primitivas, podrían acusar errores de un grado mucho mayor. Véase Cronología IX, notas a las tablas. xii


Miscelánea

Paréntesis.

Los paréntesis ( ) se emplean, además del uso expresado en Forma de las entradas, para: 1. Las explicaciones (referencias a textos bíblicos, a fuentes extrabíblicas, a los mapas del Atlas, a otros artículos en este Diccionario, etc.). 2. Suplir informaciones necesarias, como cuando ocurre en la traducción de ciertos textos antiguos, o en la traducción de nombres propios, aunque la parte así enmarcada no pertenezca al texto traducido. Por ejemplo la entrada Líbano. La traducción que se da es: "(montaña) blanca". La palabra "montaña" está suplida para clarificar lo que los antiguos querían decir, aunque la palabra "Líbano" sólo significa "blanca".

Corchetes.

Los corchetes ( ) se usan, además de lo expresado en Forma de las entradas, para: 1. Tomar el lugar de los paréntesis si las palabras incluidas ocurren dentro de una sección que está entre paréntesis. Por ejemplo: (BASOR 100 (1954):14). 2. Indicar la interpelación de palabras y/o letras en el original en una cita de la Biblia o de cualquier otro texto y/o libro. 3. Indicar, en el caso de un texto antiguo (como una tableta, un papiro o una inscripción en piedra), una oración, sección, palabra o carta que se ha perdido. Por ejemplo: ciertas palabras o letras ahora ilegibles de la Piedra Moabita han sido restauradas por los editores y traductores modernos de esos textos, las que han sido puestas entre corchetes (véase Piedra Moabita). De igual manera, parte de la inscripción sobre la impresión de un sello hebreo encontrado en Laquis está partido, de manera que se ha perdido una letra hebrea de cada final de la línea inferior. De aquí que esta inscripción, citada en el artículo sobre Gedalías, diga: "(Perteneciente) a Gedalías (q)uien está sobre la cas(a)", porque la letra 'alef del heb. 'shr, "quien", y la letra t en el heb. hbyt, "la casa", se perdieron. 4. Indicar, en un nombre propio y con números dentro, a qué personaje(s) de los enumerados se refiere la variante escriturística.

Asteriscos.

Un asterisco (*) después de una palabra indica que dicha palabra es el encabezamiento de otro artículo en el que se hallará información adicional sobre el tema en cuestión.

Véase/Véanse.

Un Véase seguido por un nombre o término le indica al lector que, en el artículo referido, bajo esa palabra en particular encontrará información adicional o relacionada. Dicho sea de paso, los véase/véanse van al final del artículo para aligerar la lectura.

Cabezales.

Ayudan a encontrar rápidamente un artículo. En este Diccionario funcionan de la siguiente manera: en cada página, el de la izquierda remite al 1er artículo que comienza con una entrada (palabra saliente), y el de la derecha al último artículo que comienza con una entrada. *(1)

Abreviaturas.

En las páginas xvi-xx el lector encontrará una lista de abreviaturas usadas para los libros de la Biblia, los títulos de las revistas y los libros utilizados frecuentemente, ciertos términos generales y otros detalles menores encontrados en este Diccionario.


EL EDITOR
xiii




Guía de transliteración






Filología

Todo nombre propio y/o entrada está seguido de una declaración de tipo lingüística entre paréntesis. Pero, como se podrá notar, no se pusieron todos los vocablos originales que dan lugar a la entrada, sino sólo los principales. Los lectores que no están interesados en este asunto pueden pasar por alto dicha sección y continuar con la lectura de la información factual que sigue al cierre de la explicación lingüística. En las secciones entre paréntesis aparecen las formas bíblicas hebrea, (o) aramea y (o) giega de las palabras bajo discusión, transliteradas de acuerdo con el sistema explicado en las páginas xiv y xv.

* La primera letra de un nombre propio transliterado siempre está expresado por una mayúscula, aunque las escrituras hebrea y aramea no tengan diferencias entre mayúsculas y minúsculas. Por ejemplo: heb. Ji5qîyahû, "Ezequías"; gr. Paulos, "Pablo". Las palabras comunes se expresan sin mayúsculas. Por ejemplo: heb. nefesh, "alma"; gr. pneuma, "espíritu".

* Si un nombre se escribe de 2 o más maneras diferentes en hebreo, arameo o griego, se escriben todas ellas. Por ejemplo: heb. Ji5qîyah y Ji5qîyah (que, para abreviar, en la mayoría de las veces aparece con la adosada: Ji5qîyah(û)).

* No se hizo intento alguno por indicar la acentuación en los vocablos hebreos y arameos, pero a las palabras griegas se las acentuó y se diferenció entre vocales largas o cortas (se tomó como base la obra de Jorge G. Parker, Léxico-concordancia del Nuevo Testamento en griego y español (El Paso, Mundo Hispano, 1982)). Con todo, los sistemas se mantuvieron simples, de manera que la palabra se pronuncie fácilmente sin el conocimiento de las lenguas antiguas; al mismo tiempo, proporcionan suficiente información a los estudiantes como para capacitarlos en reconocer tales palabras y buscarlas en los diccionarios correspondientes.

* Cuando las aclaraciones filológicas eran muy largas y complicaban la lectura, se las sacó de las aclaraciones primarias (ubicadas entre paréntesis luego del vocablo que hace de entrada) y se las colocó como secundarias. En ese caso, el cuerpo del texto principal recién comienza luego del primer punto y aparte.

* Cuando es posible, se ofrece el significado de cada nombre propio; la falta de tal información indica que dicho significado es desconocido. Muchas veces al nombre transliterado le sigue la frase "de significado incierto/desconocido", lo que quiere decir que el significado dado para tales nombres en otros diccionarios son hipotéticos y no se sustentan en bases lingüísticas reales. Incluso donde aparece el significado, el lector debería recordar que no siempre existe una certeza firme con respecto a la seguridad de tales traducciones. En muchos casos donde había ciertos interrogantes, se insertó la palabra "posiblemente", "tal vez", "quizá" o "probablemente" para alertar al lector acerca de la ausencia de una certeza absoluta con respecto al significado.

* Muchos nombres personales hebreos contienen como uno de sus elementos una forma abreviada del nombre Dios. Por ejemplo, en el nombre Ezequías (heb. Ji5qîyah(û)) la terminación "-ías" (heb. -yah o -yahû) es una abreviatura del nombre divino YHWH. Por esta razón se ofrece la forma transliterada "Yahweh", porque es la que más correctamente representa la pronunciación original (y no la forma popular "Jehová"). De aquí que en las secciones lingüísticas se emplea la escritura "Yahweh", pero en las secciones principales de los artículos se utilizan los términos "Jehová", "Señor", "Dios", etc.

* El sistema verbal hebreo, a desemejanza del español, no expresa los tiempos pasado, presente y futuro, pero sus formas declinadas indican si una acción es completa o incompleta. Cuando un verbo ocurre en un contexto textualmente amplio, su significado es usualmente claro y fácilmente puede ser vertido al español. Sin embargo, los nombres propios son tan cortos que en muchos casos es difícil determinar la forma verbal exacta del cual provienen. Es por esta razón que en la traducción se usa el tiempo presente para la mayoría de los nombres, aunque en el terreno de la lingüística se puede sostener fácilmente una transliteración en tiempo pasado. Por ejemplo: Natanael puede significar "Dios da" o "Dios ha dado".

* Si un nombre propio ocurre en inscripciones u otros textos -como en textos cuneiformes xiv asirios, inscripciones egipcias, sobre sellos hebreos o papiros arameos-, tal hecho se hace notar en su transliteración. Esta información con respecto a los nombres personales se presenta para mostrar cuán ampliamente se usaron algunos nombres en el mundo antiguo; de lo contrario se podría tener la impresión de que los nombres bíblicos estaban confinados a las personas mencionadas en las Escrituras. Sin embargo, se debería recordar que donde las fuentes extrabíblicas contienen tales nombres personales, sus portadores no son (en la mayoría de los casos) las personas mencionadas en la Biblia. Toda vez que las fuentes extrabíblicas de la actualidad mencionan a personajes conocidos de la Biblia, este hecho se discute en la sección principal de los artículos biográficos, pero no en las secciones lingüísticas.

* Si, por otra parte, se dice que ciertos nombres étnicos o geográficos se mencionan en la literatura antigua, el lector, en la mayoría de los casos, puede estar seguro de que ellos se refieren a los sitios, los países o los pueblos mencionados en la Biblia. La razón para esta diferencia está en que mientras ciertos nombres personales eran llevados por muchas personas diferentes, no existen muchas ciudades, países o naciones que hayan tenido nombres idénticos.


Metodología

Los siguientes son los criterios adoptados para la transliteración de los vocablos originales.'{

1. Hebreo y arameo.

Al adoptar sistemas de transliteración, los editores tenían en mente a quienes no conocen las lenguas antiguas; indudablemente, la mayoría de los lectores de este Diccionario. Es por esta razón que la (shîn) hebrea no se translitera como Ó sino como sh, y la (jêth) no como 1, sino como j. Las 2 laringales: ! ('âlej) y ({ayin), para las cuales nuestra escritura no tiene caracteres, se expresan por medio de los signos convencionales ' (para la 'âlef) y (para la {ayin). No se hace diferencia en la transliteración de v y ", x y #, y y $, ƒ y ,, a menos que el punto en el caracter sea un dagesh y de esta manera pida una duplicación de la letra, porque la transliteración de bh, gh, dh o kh para las letras sin el dagesh no conviene a la correcta pronunciación de los lectores hispanos. Sin embargo, se hizo una diferencia entre = p y = f , y entre ~ = t y ( = th. Para indicar el uso de una ? (yôd) después de las vocales e o i, y de una (wâw) en conexión con o o u, se dan esas vocales con un acento circunflejo (ê, î, ô, û). La siguiente lista ofrece la transliteración del alfabeto hebreo y arameo de acuerdo con el sistema empleado en este Diccionario:


Consonantes





Puntuación vocálica masorética




xv



2. Griego.

La siguiente lista presenta la transliteración del alfabeto griego tal como se lo usa en este Diccionario. El espíritu áspero ({) se translitera como h; el espíritu suave (') no se translitera porque no se pronuncia.


Griego



3. Fenicio, ugarítico, sudarábigo, nabateo, palmireno y arameo extrabíblico.

Los textos y las inscripciones que usan estos idiomas no contienen vocales (para una excepción parcial en el ugarítico, véase más abajo), y, por lo tanto, su vocalización se conoce sólo en parte. Es por esta razón que no se ha hecho intento alguno por suplir las vocales en ninguna de las palabras citadas de estos idiomas. Si las vocales estuvieron suplidas, muchos lectores podrían olvidar su valor hipotético. Tales palabras se ofrecen principalmente para estudiantes interesados en lenguas antiguas, y también para indicar el amplio espectro de términos bíblicos que aparecen en otras lenguas emparentadas. La transliteración de las consonantes sigue estrechamente el sistema adoptado para el hebreo y arameo bíblicos, pero para el ugarítico (véase la tabla Evolución de la escritura) se usan la 1 y la i, dado que en esta escritura se encuentran 2 diferentes caracteres cuando en hebreo se han fusionado en una sola letra: la jêth. El ugarítico también expresa las vocales a, i y u si están conectadas con la consonante '('âlef ); en consecuencia, ellas aparecen en las palabras ugaríticas transliteradas como 'a, 'i y 'u.

4. Egipcio.

Para la transliteración de las palabras egipcias se usó un sistema aceptado internacionalmente. Dado que el egipcio antiguo no expresa las vocales, ellas no se dan en la transliteración. El egipcio tiene 2 'âlef , representados por los símbolos 3 e i; 4 h, representadas por las letras h, h (la diferencia está en la pronunciación), h y ; tiene 2 t, representadas por t y 7 y tiene 2 d, representadas por d y d. Los egiptólogos, de común acuerdo, tienen su sistema de pronunciación particular para cada consonante. Algunas veces se suple la letra e entre algunas consonantes. De aquí que la palabra R'mss se pronuncia Rameses, y la palabra 9d-p3-n7r-iwf-{nh se pronunciaría Djed-panetjer-yuf-anch (el nombre de José, Zafenath-paneah).

5. Acadio, asirio y babilónico.

Los idiomas asirio y babilónico son dialectos del acadio. Si una palabra es común a ambos dialectos, se usa el acadio; pero si sólo ocurre en textos asirios o babilónicos, se emplean sus respectivos términos. Dado que los textos acadios están escritos en escritura cuneiforme silábica, y en la cual se expresan las vocales, las palabras acadias transliteradas tienen vocales. Muchos nombres propios ocurren en Las Cartas de Amarna,* escritas en idioma y escritura babilónicos, por lo tanto, también se los presenta en una transliteración vocalizada. Se usó el sistema de transliteración generalmente aceptado, excepto que se usó la sh para la Ó, un signo no familiar para la mayoría de los lectores; y la y se sustituyó por la i si está antes de otra vocal.

6. Arábigo.

Las palabras arábigas ocurren casi exclusivamente en la forma de nombres de lugares o de términos geográficos. Los sistemas de transliteración varían ampliamente entre los eruditos. En este Diccionario se ha seguido la escritura de los nombres propios arábigos como lo dan G. E. Wright y F. V. Filson en su Westminster Historical Atlas to the Bible (Atlas histórico Westminster de la Biblia) (ed. revisada; Filadelfia, 1956). Los nombres que no aparecen en esta obra se escribieron como aparecen en los Bulletins (Boletines) o Annuals of the American Schools of Oriental Research (Anuarios de la Escuelas Norteamericanas de Investigaciones Orientales); si tampoco se encontraban allí, se escribieron, hasta donde fue posible, de acuerdo con un sistema propio adoptado para este Diccionario.

xvi


Lista de abreviaturas





1. Libros de la Biblia (RVR)


AT:

Gn. Ex. Lv. Nm. Dt. Jos. Jue. Rt. 1 S. 1 R. 1 Cr. Esd. Neh. Est. Sal. Pr. Ec. Cnt. Is. Jer. Lm. Ez. Dn. Os. Jl. Am. Abd. Jon. Mi. Nah. Hab. Sof. Hag. Zac. Mal.


AT:

NT: Mt. Mr. Lc. Jn. Hch. Ro. 1 Co. Gá. Ef. Fil. Col. 1 Ts. 1 Ti. Tit. Flm. He. Stg. 1 P. 1 Jn. Jud. Ap..



2. Libros apócrifos (BJ)

Abreviatura igual a Significado
Bar. = Baruc
Eclo. = Eclesiástico
Esdr. = Esdras (1, 2)
Mac. = Macabeos (1, 2, 3, 4)
Sab. = Sabiduría
Tob. = Tobías, Tobit





3. Otras lenguas

Abreviatura igual a Significado
ac./ac. = acadio(a/os/as)
Am./am. = amorreo(a/os/as)
Ar./ar. = árabe(s)
Aram./aram. = arameo(a/osias)
As./as. = asirio(a/os/as)
Bab./bab. = babilónico(a/os/as)
Can./can. = cananeo(a/os/as)
Cun./cun. = cuneiforme(s)
Egip./egip. = egipcio(a/os/as)
Elam./elam. = elamita(s)
Etp./etp. = etíope(s)
Fen./fen. = fenicio(a/os/as)
Gr./gr. = griego(a/os/as)
Heb./heb. = hebreo(a/os/as)
Hit./hit. = hitita(s)
Hur./hur. = hurrita(s)
Ir./ir. = iranio(a/os/as)
Lat./lat. = latín(ino/ina/os/as)
Mes./mes. = mesopotámico(a/os/as)
Moab./moab. = moabita(s)
Nab./nab. = nabateo(a/os/as)
Pal./pal. = palmireno(a/os/as)
Sam./sam. = samaritano(a/os/as)
Sáns./sáns. = sánscrito(a/os/as)
Sem./sem. = semítico(a/os/as)
Sir./sir. = siríaco(a/os/as)
Sudar./sudar. = sudarábigo(a/os/as)
Sum./sum. = sumerio(a/os/as)
Ugar.lugar. = ugarítico(a/os/as)





4. Versiones de la Biblia


Abreviatura igual a Significado
bJ = Biblia de Jerusalén
DHH = Dios habla hoy
KJV = King James Version
LPD = El Libro del Pueblo de Dios
lXX = Septuaginta;1 Setenta
NBE = Nueva Biblia española
NEB = New English Bible
pes. = Peshitta
RMM = Rollos del Mar Muerto xvii
RSV = Revised Standard Version
RV 1909 = Reina-Valera de 1909
RVA = Reina-Valera Actualizada de 1990
RVR = Reina-Valera Revisada de 1960
TR = Textus Receptus2
Vg. = Vulgata
VM = Versión Moderna de Pratt
VT = Vetus Latina


5. Auxiliares

Abreviatura igual a Significado
* = véase
? = incierto; dudoso
6 = falleció en (el) ...
+ = más



6. Varias


Abreviatura igual a Significado
a.C. = antes de Cristo
AT = Antiguo Testamento
b.n.m. = bajo el nivel del mar
c = cerca, alrededor de/del; aproximadamente
cf = compárese o confróntese con
col/cols = columna(s)
cm = centímetro(s)
cp/cps = capítulo(s)
d.C. = después de Cristo
ed./eds. = editor(es); edición
fig/figs = figura(s)
h/hs = hora(s)
ha = hectárea(s)
hab = habitante(s)
ibíd. = ibidem ("en el mismo lugar")
K = Kethib ("está escrito")3
kg = kilogramo(s)
km = kilómetro(s)
lám. = lámina(s)
m = metro(s)
mm = milímetro(s)
Ms/Mss = manuscrito(s)
No = número(s)
NT = Nuevo Testamento
p/pp = página(s)
pobl = población
Q = Qerê ("se debe leer")*(2)
rev. = revisada
s/ss = siglo(s)
sigs. = siguientes
s.n.m. = sobre el nivel del mar
t/ts = tomo(s)
v/vs = versículo(s)
vol/vols = volumen/volúmenes
YHWH = nombre divino de Dios (véase Jehová) xviii



Libros y Revistas

SiglasLibros y Revistas
AASOR Annual of the American Schools of Oriental
Research (Anuario de las Escuelas Norteamericanas de Investigaciones Orientales) (New Haven, Conn., 1920-).
AIO Archiv für Orientforschung (Archivo de Investigaciones Orientales) (Graz, 1923-).
AJA American Journal of Archaeology (Revista Norteamericana de Arqueología) (Princeton. NJ, 1897- ).
AJSL American Journal of Semitic Languages and Literatures (Revista Norteamericana de Lenguas y Literatura Semítica), ts 12-58 (Chicago, 1895-1941).
ALP F. S. Bodenheimer, Animal Life in Palestine (Vida animal en Palestina) (Jerusalén, 1935).
AMBL F. S. Bodenheimer, Animal and Man in Bible Land (El animal y el hombre en las tierras bíblicas) (Leiden,1960).
ANEP James B. Pritchard, The Ancient Near East in Pictures Relating to the Old Testament (El antiguo Cercano Oriente en ilustraciones relacionadas con el Antiguo Testamento) (Princeton, NJ, 1954).
ANET James B. Pritchard, The Ancient Near Eastern Texts relating to the Old Testament (Textos del antiguo Cercano Oriente relacionados con el Antiguo Testamento) (Princeton, NJ, 19501; 19552; 19693).
ANF Alexander Roberts y James Donaldson, eds., The Ante-Nicene Fathers (Los padres antenicenos), 10 ts (Nueva York, 1885-1896).
AO Der Alte Orient (El Antiguo Oriente), ts 1-43 (Leipzig, 1900-1945).
APFCA. Cowley, Aramaic Papyri of the Fifth Century B.C. (Papiros arameos del s V a.C.) (Oxford, 1923).
ARAB D. D. Luckenbill, Ancient Records of Assyria and Babylonia (Registros antiguos de Asiria y Babilonia), 2 ts (Chicago, 1926-1927).
ARE James H. Breasted, Ancient Records of Egypt (Registros antiguos de Egipto), 5 ts (Chicago, 1906-1907).
ARI. W. F. Albright, Archeology and Religion of lsrael (La arqueología y la religión de Israel) (Baltimore, 1946).
AUSSAndrews University, Seminary Studies (Estudios del seminario de la Universidad Andrews) (Berrien Springs, Mich., 1963-).
AWBL Yigael Yadin, The Art of Warfare in Biblical Lands (El arte de la guerra en tierras bíblicas), 2 ts (Londres, 1963).
BBíblica (Bíblica).
BA The Biblical Archaeologist (El Arqueólogo Bíblico) (New Haven, Conn., 1938- ).
BARBiblical Archueology, Review (Revista de Arqueología bíblica) (Washington, D.C., 1975- ).
BASORBulletin of the American Schools of Oriental Research (Boletín de las Escuelas Norteamericanas de Investigaciones Orientales) (New Haven, 1919- ).
BO Bibliotheca Orientalis (Biblioteca Oriental) (Leiden, 1943- ).
BRKurt Galling, Biblisches Reallexikon (Diccionario de artes y ciencias bíblicas) (Tübingen, 1937; 19772).
CAH Cambridge Ancient History (Historia Antigua Cambridge) (Cambridge, 1923- ).
CBAFrancis D. Nichol y otros, eds., Comentario bíblico adventista, 7 ts (Boise, Idaho, 1978-1990).
CILCorpus Inscriptionum Latinarum (Corpus de inscripciones latinas) (Viena, 1862-1909).
C-PF Cicerón. The Speeches, Pro Flacco (Discursos: Contra Flaco), traducido por Louis E. Lord, Biblioteca Clásica Loeb (Londres, 1937).
DiodoroDiodoro Sículo, traducido por C. H. Oldfther y Russel M. Geer, Biblioteca Clásica Loeb, 12 ts (Londres, 1933-1957).
EAEHL Michael Avi-Yonah y otros, eds., Encyclopedia of archaological Excavations in The Holy Land (Enciclopedia de excavaciones arqueológicas en Tierra Santa), 4 ts (Jerusalén, 1975-1978).
EC-HEEusebio de Cesarea, Historia eclesiástica, 2 ts (Barcelona, 1988).
EC-OBEusobio de Cesarea, Onomasticon (Diccionario de nombres propios). E. Klostermann, Eusebius Werke (Obras de Eusebiol, III, t 1, Mitad: Das Onomastikon der biblischen Ortsnamen (Onomástico de los nombres de lugares bíblicos) (Leipzig, 1904; reimpreso en Hildesheim, 1966).
E-GS Estrabón,The Geography, of Strabo (La Geografía de estrabón), traducido por Horace L. Jones, Biblioteca Clásica Loeb, 8 ts (Londres, 1917-1932). xix
ESEMark Lidzbarski, Ephemeris fur semitische epigraphik (Efemérides de epigrafía semítica), 3 ts (Giessen,1902-1915).
FJ-AA Flavio Josefo, Against Apion (Contra Apión), traducido por H. St. J. Thackeray, Biblioteca Clásica loeb (Londres,1956).
FJ-AJFlavio Josefo, Antigüedades de los judíos, 3 ts (Barcelona, 1988).
FJ-GJ Flavio Josefo, Las guerras de los judíos, 2 ts (Barcelona, 1990, 1988).
FJ-LFlavio Josefo, The Life (Vida), traducido por H. St. J. Thackeray, Biblioteca Clásica Loeb (Londres, 1926).
GP F.-M. Abel, Géographie de la Palestine (Geografía de palestina), 2 ts (París, 1933, 1938).
HerodotoHerodoto, traducido por A. D. Godley, Biblioteca Clásica Loeb, 4 ts (Londres, 1920-1925).
I-AH Ireneo, Against Heresies (Contra los herejes).
IAPDavid Diringer, Le iscrizioni antico-ebraichepalestinesi (La antigua escritura hebrea de Palestina) (Florencia, 1934).
IDBThe Interpreter's Dictionary of the Bible (Diccionario de la Biblia del intérprete), 4 ts (Nashville, Tenn.,1962).
IDBS The Interpreter's Dictionary of the Bible: Supplementary Volume (Diccionario de la Biblia del intérprete: Tomo suplementario) (Nashville, Tenn., 1976).
IEJIsrael Exploration Journal (Revista de Exploración Israelita) (Jerusalén, 1950- ).
J-AC Jenofonte, The Anabasis of Cyrus (La Anábasis de ciro), traducido por C. L. Brownson, Biblioteca Clásica Loeb (Londres, 1921-1922).
JAOSJournal of the American Oriental Society (Revista de la Sociedad Oriental Norteamericana) (New Haven, 1849- ).
JBLJournal of Biblical Literature (Revista de Literatura bíblica) (Filadelfia, 1881- ).
J-C Jenofonte, Cyropaedia (Ciropedia), traducido por Walter Miller, Biblioteca Clásica Loeb, 2 ts (Londres, 1914).
JEAThe Journal of Egyptian Archaeology (Revista de Arqueología Egipcia) (Londres, 1914- ).
JEOL Jaarbericht "Ex Oriente Lux" (Leiden, 1933- ).
JNESJournal of Near Eastern Studies (Revista de Estudios sobre el Cercano Oriente) (Chicago, 1942- ).
JPOSJournal of the Palestine Oriental Society (Revista de la Sociedad Oriental Palestina), ts 1-21 (Jerusalén, 1920-1948).
JQR Jewish Quarterly Review (Revista Trimestral Judía).
JSSThe Journal of Egyptian Archaeology (Revista de Arqueología Egipcia) (Londres, 1914- ).
JTS The Journal of Theologicall Studies (Revista de estudios Teológicos) (Oxford, 1900- ).
LivioLivio, traducido por B. O. Foster y A. C. Schlesinger, Biblioteca Clásica Loeb, 14 ts (Londres, 1919-1951).
LVTLL. Koehler y W. Baumgartner, Lexicon in Veteris Testamenti Libros (Léxico de los libros del Antiguo Testamento) (Leiden, 19531; 19582, con Supplementum (Suplemento), 1958; 19673 - (donde se hace referencia al LVTL se quiere decir 3ª ed.)).
Mishná The Mishnah, traducido por Herbert Danby (Londres, 1954). También la sección Mishná del Talmud tal como está publicado en The Babylonian Talmud (El Talmud de Babilonia) (Londres, Ediciones Soncino, 1948-1952).
MNDPVMittheilungen and Nachrichten des Deutschen Palästina-Vereins (Comunicados y Noticias del centro Alemán en Palestina), ts 1-18 (Leipzig, 1895-1912).
OLZ Orientalistische Literaturzeitzung (Revista de literatura de las Tierras Orientales) (Berlín, 1898- ).
PBH. N. y A. L. Moldenke, Plantas of the Bible (Plantas de la Biblia) (Waltham, Mass., 1952).
PEFQSPalestine Exploration Fund, Quartery Statement (Fundación de Exploración Palestina. Informe trimestral), ts 1-69 (Londres, 1869-1937).
PEQ Palestine Exploration Quarterly (Publicación Trimestral de Exploración Palestina), ts 70-(Londres, 1938- ).
P-HPolibio, The Histories (Historias), traducido por W. R. Paton, Biblioteca Clásica Loeb, 6 ts (Londres, 1922-1927).
PJB Palästinajahrbuch (Anuario Palestino), ts 1-37 (Berlín. 1905-1941).
P-NHPlinio, Natural History, (Historia natural), traducido por H. Rackham y W. H. S. Jones, Biblioteca Clásica loeb, 9 ts (Londres, 1938-1952).
PtolomeoPtolomeo de Alejandría (Claudio Ptolomeo). Las referencias tienen que ver con su Canon (un apéndice a su Almagest (Almagesto) o con su Geography (Geografía). xx
P-W George Wissowa, ed., Paulys Real-Encyclop@die der classischen Altertumswissenschaft (Enciclopedia paulys de conocimientos útiles en ciencias arqueológicas clásicas) (Stuttgart, 1893- ).
QDAPThe Quarterly of the Department of Antiquities in Palestine (Publicación Trimestral del Departamento de Antigüedades en Palestina), ts 1-14 (Jerusalén, 1932-1950).
RB Revue Biblique (Revista Bíblica) (Paris, 1892- ).
RLAErich Ebeling y Bruno Meissner, eds., Reallexikon der Assyriologie (Diccionario de artes y ciencias asiriológicas) (Berlín, 1932- ).
RRAMD. Magie, Roman Rule in Asia Minor (El gobierno romano en Asia Menor) (Princeton, NJ, 1950).
RV Max Ebert, ed., Reallexikon der Vorgeschichte (Diccionario de artes y ciencias de la prehistoria), 15 ts (Berlín, 1924-1932).
S-LC/CSuetonio, The Lives of the Caesars (La vida de los Césares), libro V, "The Deified Claudius" (El divino Claudio), traducido por J. C. Rolfe, Biblioteca Clásica loeb (Londres, 1914).
S-LC/J Suetonio, The Lives of the Caesars, libro 1, "The Deified Julius" (El divino Julio), traducido por J. C. Rolfe, Biblioteca Clásica Loeb (Londres, 1914).
T-ATácito, Annals (Anales).
TalmudThe Babylonian Talmud (El Talmud de Babilonia), traducido bajo la responsabilidad editorial de I. Epstein, 35 ts (Londres, Soncino, 1948-1952).
T-H Tácito, Histories (Historias).
THSAMRené Dussaud, Topographie historique de la Syrie antique et médiévale (Topografía histórica de la Siria antigua y medieval) (París,1927).
VT VetusTestamentum (Antiguo Testamento) (Leiden,1951- ).
VTSVetus testamentum Supplement (Antiguo Testamento. Suplemento) (Leiden).
WHABG. Ernest Wright y Floyd V. Filson, eds., The Wesiminster Historical Atlas to the Bible (Atlas histórico Westminster de la Biblia) (Filadelfia, 19451-19562, ed. revisada).
WO Die Welt des Orients (El Mundo de los Orientales) (Göttingen, 1947- ).
ZAWZeitschrift für die alttestamenttiche Wissenschaft (Revista para el Conocimiento Iluminador del Antiguo Testamento) (Berlín, 1881- ).
ZDPV Zeitschrift des Deutschen Palästina-Vereins (Revista del Centro Alemán en Palestina) (Wiesbaden, 1878- ).
VTSVetus testamentum Supplement (Antiguo Testamento. Suplemento) (Leiden).




Papiros

SiglasPapiros
p45 Papiro del s III d.C. conteniendo fragmentos de los Evangelios y Hechos. Frederic G. Kenyon, ed., The chester Beatty Biblical Papyri (El papiro bíblico Chester Beatty), fascículo ii, 2 ts (Londres, 1933 1934).
p46Papiro del s III d.C. conteniendo las Epístolas paulinas. Frederic G. Kenyon, ed., The Chester Beatty Biblical Papyri, fascículo iii y suplemento, 3 ts (Londres, 1934-1937).
p47 Papiro del s III d.C. conteniendo el Apocalipsis. Frederic G. Kenyon, ed., The Chester Beatty Biblical Papyri, fascículo iii, 2 ts (Londres, 1934-1936).
p52Papiro fragmentario de comienzos del s II d.C. conteniendo el Evangelio de Juan. C. H. Roberts, ed., An Unpublished Fragment of the Fourth Gospel in the John Rylands Library (Un fragmento del cuarto Evangelio no publicado perteneciente a la biblioteca John Rylands) (Manchester, 1935).
p66 Papiro del s II d.C. conteniendo el Evangelio de Juan. Victor Martin, cd., Papyrus Bodmer II (Papiro Bodmer II), 2 ts (Colonia-Génova, 1956-1958).
p72Papiro del s III d.C. conteniendo Judas, 1 y 2 Pedro. Michel Testuz, ed., Papyrus Bodmer VII-IX (Papiro Bodmer VII-IX) (Colonia-Génova, 1959).


Qumrán - Rollos del Mar Muerto

SiglasRollos
1QIsa Rollo completo de Isaías, proveniente de la Cueva 1 de Qumrán, publicado por Millar Burrows y otros. The Dead Sea Scrolls of St. Mark's Monastery (Los rollos del Mar Muerto del Monasterio de San Marcos), t. 1 (Nueva Haven, Conn., 1950).
1QIsb Rollo de Isaías, un poco pobremente preservado, proveniente de la Cueva 1 de Qumrán. E. L. Sukenik, The Dead Sea Scrolls of the Hebrew University (Los rollos del Mar Muerto de la Universidad Hebrea) (Jerusalén, 1955).
1QS"Una regla sectaria", también llamada "Manual de disciplina", publicado por Millar Burrows y otros, The Dead Sea Scrolls of St. Mark's Monastery, t.2 (New Haven,Conn.,1951). xxi


Descripción de la cubierta interior


Pintura mural que muestra el arribo de un grupo de palestinos a Egipto

Contra el trasfondo de antiguos manuscritos de la Biblia y biblias impresas, la cubierta interior reproduce un pintura mural del s XIX a.C. que muestra a un grupo de palestinos, mujeres y niños cuando son presentados ante el monarca Khnem-hotep (no reproducido aquí), un noble del Egipto Central y un contemporáneo de Abrahán. Esta pintura mural forma parte de una serie encontrada sobre las paredes de una tumba recortada en la roca de Khnem-hotep en Beni-hasan, c 240 km al sur de El cairo, sobre la margen derecha del Nilo.

Delante del noble está su escriba (extremo derecho), un egipcio, con piel oscura y luciendo su vestimenta. Sostiene en su mano un documento con un texto que dice que en el 6º año del rey Sen-User II (Sesostris, 1892 a.C.) arribaron 37 asiáticos trayendo pintura para los ojos. Por debajo de este documento se ve una corta inscripción jeroglífica que dice: "El escriba real Nefer-hotep". A este escriba le sigue el verdugo principal, también un egipcio, de quien la inscripción jeroglífica dice: "El verdugo principal Khety".

La inscripción jeroglífica superior, leída de derecha a izquierda, dice: "El arribo, trayendo pintura para los ojos, la cual 37 asiáticos la traen a él".

De los 37 asiáticos el mural sólo retrata a 15, incluyendo 4 mujeres y 3 niños (en la reproducción presentada aquí se dejaron fuera 3 hombres). El primer asiático en un príncipe llamado "un gobernador de un país extranjero" de nombre Abishar (que significa "mi padre es rey"), tal como lo indica la inscripción pintada por encima y por debajo de la cabeza del antílope que él conduce. El y el siguiente hombre fueron, probablemente, los únicos del grupo total en ser admitidos ante la presencia del monarca, dado que sólo ellos y los oficiales egipcios son pintados descalzos, mientras que todos los demás son pintados llevando sus sandalias o zapatos tipo mocasines. Abishar, el príncipe, lleva un atuendo mucho más colorido que la ropa de sus seguidores, el cual puede ser comparado a la túnica que José recibió de su padre (Gn. 37:3). Los asiáticos se distinguen por su piel relativamente blanca, narices semíticas, barba puntiaguda y cabello negro cortado corto. En su mano izquierda el príncipe lleva un bumerang, un arma tan común entre los cananeos que los egipcios lo adoptaron con un jeroglífico que significaba "asiático" (véase el jeroglífico rojo enfrente del prisionero arrodillado en la inscripción superior,). El segundo asiático, que lleva una gacela, viste una túnica de tres colores. El tercer hombre lleva un arco, y los 3 que le siguen (no presentado en esta reproducción) llevan 2 lanzas, 2 bumerang y una vasija de cuero para agua. Dos de ellos llevan vestimentas blancas.




















TABLA - FUENTES - FONTS


SOUV2BalaramScaGoudyFOLIO 4.2Biblica Font







free counters


Disculpen las Molestias



TABLA de Greek Mythology

Category: Greek Mythology | A - Amp | Amp - Az | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q- R | S | T | U | V | W | X | Y | Z
Greek Mythology stub | Ab - Al | Ale - Ant | Ant - Az | B | C | D | E | F - G | H | I | K | L | M | N | O | P | Q - R | R | S | T | A - K | L - Z | Category:Greek deity stubs (593)EA2 | A | B | C | D | E | G | H | I | K | L | M | N | O | P | S | T | U | Z

DICCIONARIO ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA

Adventistas
  1. Iglesia Adventista del Séptimo Día
  2. Adventista
  3. Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asiste
  4. Ellen G. White - Adventistas
  5. Iglesia Adventista del Séptimo día Movimiento de R
  6. Indice del Glosario del Diccionario Adventistas
  7. The Book of Proverbs and Old Testament Theology
  8. LOGOS - Bible Software - NewsWire
INDICE
  1. INDICE DE MAPAS - P - Z
  2. INDICE DE MAPAS - H - O
  3. INDICE de MAPAS - B - G
  4. Zimri - Zuzitas
  5. Zatu - Zimram
  6. Viña - Zarzal
  7. Uziel - Vino
  8. Trompetas, Fiesta de las - Uzías
  9. Timoteo, Epístolas a - Trompeta
  10. Templecillo - Timoteo
  11. Tabrimón - Templanza
  12. Sofonías - Tabor
  13. Simrón - Soferet
  14. Sidón - Simrit
  15. Señora Elegida - Sidim
  16. Selah - Señora
  17. Seah - Sela
  18. Samuel - Savsa
  19. Salmos, Los - Samúa
  20. Sabá - Salmón
  21. Roca - Saasgaz
  22. Rehobot - Roboam
  23. Rafael - Rehob
  24. Quelal - Rafa
  25. Pretorio - Quefar-haamoni
  26. Piedras preciosas
  27. Peleteos - Piedra del ángulo
  28. Anexo:Patriarca de Constantinopla
  29. Paraíso - Pelet
  30. Pablo - Parábola
  31. Obot - Pábilo
  32. Nibhaz - Obolo
  33. Natanael - Nezib
  34. Natanael - Nezib
  35. Muladar - Natán
  36. Mizar - Mula
  37. Mical - Miza
  38. Meres - Micaías
  39. Matenai - Meremot
  40. Maquir - Matatía
  41. Mahanaim - Máquina
  42. Llamamiento - Mahalat
  43. Libro de la vida - Llamado
  44. Leche - Libro
  45. Kir - Leca
  46. Jucal - Kibsaim
  47. José - Jubileo
  48. Joiada - Josbecasa
  49. Joacaz - Joiacim
  50. Jesisai - Joab
  51. Jerimot - Jesimiel
  52. Ibdas - Igal
  53. Hititas - Husim
  54. Hin - Historia bíblica
  55. Herodiano - Himno
  56. Hebrón - Herodes
  57. Hazael - Hebreos, Epístola a los
  58. Hasadías - Haya
  59. Hamulitas - Hasabnías
  60. Hacufa - Hamul
  61. Grande, Mar - Hacmoni
  62. Gesur - Granado,a
  63. Generación - Gesem
  64. Garmita - Genealogía
  65. Gabaón - Gargantilla
  66. Foro de Apio - Gabai
  67. Foro de Apio - Gabai
  68. Felipe - Foro. DEL
  69. Ezequiel - Febe. DE
  70. Etnán - Ezequías
  71. Estación - Etiopía
  72. Esdras, Libro de - Estaca
  1. Esceva - Esdras
  2. En-semes - Escarlata
  3. Embalsamar - En-rimón
  4. Elifal - Embajador, a
  5. Elef - Eliezer
  6. Egipto, Mar de - Eleazar
  7. Efesios - Egipto
  8. Ebano - Efesios, Epístola a los
  9. Doctor - Ebal
  10. Derecho - Diamante
  11. Danitas - Derbe
  12. Dabeset - Daniel, Libro de
  13. Crucifixión - DaberatI
  14. Cozeba - Cronología. T
  15. Coreítas - Cozbi. D
  16. Concilio - Coré
  17. Cloé - Conciencia
  18. Cielo - Cleofas
  19. Cástor y Pólux - Cetura
  20. Caracol - Castigo
  21. Canciller - Cara
  22. Calcedonia - Canasto,a,illo
  23. Buzita - Calcañar
  24. Boanerges - Buzi
  25. Betsabé - Blasto
  26. Bestia - Bet-rehob
  27. Bene-berac - Besor
  28. Beera - Bendito
  29. Basalto - Beer
  30. Ballena - Basa,e
  31. Baara - Baluarte
  32. Azbuc - Baana
  33. Ayah - Azazías
  34. Atarot-sofán - Aya
  35. Astucia - Atarot-adar
  36. Asarela - Astrólogo
  37. Artemas - Asareel.
  38. Arod - Artajerjes
  39. Arcturo o Arturo - Aro
  40. Araña - Arco iris
  41. Apolonia - Arán
  42. Apócrifos - Apolión
  43. Antílope - Apocalipsis, Libro del
  44. Anem - Antiguo Testamento
  45. Amoz - Andrónico
  46. Amiel - Amós, Libro de
  47. Amana - Ami
  48. Áloe - Amán
  49. Alejandro - Almud
  50. Ajat - Alejandrina
  51. Ahitob - Ajalón
  52. Ahilud - Ahisar
  53. Ahasbai - Ahiezer
  54. Afeca - Aharhel
  55. Admata - Afec
  56. Adaías - Adma
  57. Abrahán - Adaía
  58. Aarón - Abraham
  59. DICCIONARIO BÍBLICO ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Archivo del blog